SOBRE Mí

Cuando empezaba a transitar mi adolescencia, comencé a sacar mis propias conclusiones de todo lo que observaba. Comencé a estudiar el comportamiento de las personas; ¿por qué hacen lo que hacen? ¿Para qué lo hacen? y ¿cuál era el sentido de la existencia?

En fin, comencé la búsqueda de respuestas a aquellos interrogantes existenciales. Desde entonces me consideré un buscador de respuestas, hasta que aprendí que lo mejor es ¡encontrar mejores preguntas! Viví muchas experiencias desde temprana edad. A los 15 años decidí irme de mi casa para explorar el mundo fuera de la seguridad de esas 4 paredes. En mi travesía conocí a mucha gente, algunas personas han sido de una increíble influencia en mi camino, tan así que los consideré mis maestros. 
Tuve varios empleos en diferentes rubros y también emprendí mis negocios. En mi hambre insaciable leí cientos de libros, participé en incontables talleres, cursos y seminarios. Estudié teología, además de otras disciplinas relacionadas al autodescubrimiento y potencial humano. Experimenté rodearme de multitud de personas conocidas y amigos, como también viví la soledad a fondo.

Transité el stress como forma de vida. Llegué a enfermarme de los nervios y hasta caí en depresión. Fue uno de los tiempos más duros de mi vida. Atendido por psicólogos y medicado por psiquiatras fue la primera vez en mi vida que me sentí invadido por las zonas más oscuras del alma. Sé bien lo que es no tener ganas de vivir. En esa etapa de mi vida, tenía conocimiento, pero no lo practicaba. Entonces ¡entendí! Me vi tirado en el sillón de mi depto y me dije a mi mismo que era momento de poner en práctica todo lo aprendido, primeramente para experimentarlo conmigo. Esa misma semana fui dejando la medicación psiquiátrica por decisión propia. Claro que fue difícil....muy difícil para mí en ese momento. Pero dentro de mí sabía que necesitaba ejercitar mis músculos mentales y generar la fortaleza emocional para salir ¡adelante! Y así fue ¡¡FUNCIONÓ!!

Este concepto me llenó por completo desde el primer momento. El desarrollo personal. Esta filosofía me enseñó como primer lección que para que mi vida cambie...yo necesitaba cambiar. La buena noticia era que no necesitaba esperar más que "las cosas se den", sino que yo tenía el poder de ¡hacer que sucedan! Ya no tenía que esperar que los demás cambien, sino que al cambiar ellos cambiarían. Al principio fue crítico darme cuenta que nadie ni nada tenía la culpa de mis frustraciones, sino que yo era la causa de todo lo que ocurría en mi camino y las personas que atraía. Pero cuando me recuperé del punto crítico, me embargo la felicidad de saberme verdaderamente ¡libre! Libre de toda culpa para asumir el poder de hacerme responsable. Aquí arribó a mi conciencia la distinción entre culpabilidad y responsabilidad. La primera esclaviza sin remedio. La segunda empodera para el cambio.

Tengo la enorme satisfacción de mirar a los ojos a cada persona y decirle que la entiendo... pero ¡que se puede si se quiere! Y como yo pude...cualquiera ¡puede!

Hoy disfruto de acompañar a personas a través de procesos personales para salir de estados depresivos, como también superarse para alcanzar nuevos y mayores logros en cada área de sus vidas (personal y profesional).
Me especializo en el Coaching Estratégico. Una metodología que incluye PNL, Inteligencia Emocional, Psicología Positiva, Negociación y Terapia de Pareja. Pero más importante que haber estudiado esto, fue haberlo vivido y ahora disfrutar de los resultados de aplicar éstas mismas herramientas en mi vida. Por esto me dedico a compartirlas a través de cursos, talleres, vídeos, mentorías, escritos y eventos vivenciales. Porque soy un resultado viviente de implementar la filosofía del desarrollo personal y lo más maravilloso aún, es que sigo en el proceso de crecimiento en la medida que voy siendo consciente, a la vez que diseño mi propia vida.

Por esto y mucho más de lo aprendido y lo que viví, puedo concluir que ¡es posible diseñar y vivir una vida extraordinaria!